ADIOS A LAS FIESTAS, HOLA A LOS KILITOS DE MÁS

ADIOS A LAS FIESTAS, HOLA A LOS KILITOS DE MÁS

Hay que ver qué poco dura lo bueno. Se acabaron las fiestas antes de que nos pudiésemos dar cuenta. La vida vuelve a tomar su ritmo habitual y ya está aquí un nuevo año que, con toda seguridad será mucho mejor y diferente, pero que empieza como todos: con 3 o 4 kilitos de más.

Pierde esos kilitos, no la salud
Reconozcámoslo: a todos nos han tentado alguna vez esos productos de dudosa procedencia que anuncian en redes sociales o en canales comerciales y que prometen una rápida reducción de peso en pocos días, o esas dietas milagrosas de las que te habla algún amigo, pero de cuyos riesgos nadie te informa. Afortunadamente, casi todos conocemos ya los efectos secundarios de estas dietas y se sabe que puedan perjudicar gravemente la salud por no hablar de sus efectos rebote que, algunas veces, te hacen ganar hasta el doble del peso que perdiste tan rápidamente. Para bajar de peso sin riesgos y de forma saludable debes consultar con un especialista en nutrición que diseñe un plan de alimentación adaptado a las características de tu cuerpo, tus condiciones físicas y tu actividad y rutina diarias.

Un profesional de la nutrición siempre analiza las razones por las que te cuesta tanto bajar de peso o si tu forma de vida o actividad diaria, así como circunstancias personales fueron factores que te impidieron cumplir con tus objetivos. Así, obtendrás un plan de alimentación semanal personalizado de acuerdo a tus actividades diarias, detallado y sencillo, con instrucciones claras de cómo calcular el porcentaje de ingredientes en cada ingesta, con una lista de los productos que no te deben faltar, recetas fáciles de preparar y un plan de seguimiento semanal por parte del nutricionista para que conozcas tus avances y, de esta forma, tus progresos puedan animarte a continuar.

Hay situaciones en que puedes desmotivarte, sobre todo cuando los resultados son casi imperceptibles los primeros días, aunque eso es precisamente lo adecuado, y no se aprecian a corto plazo. Aquí también juega un papel importante el profesional de la nutrición, ya que te dará los mejores consejos y te ayudará a encontrar fuerza para no abandonar tu dieta. También debemos señalar que una rutina de ejercicio físico adaptado a tu salud y condiciones personales, es esencial para reforzar los efectos de cualquier dieta, aunque algunas personas optan por realizar ejercicio físico de alta intensidad sin estar acostumbrados y pierden mucha energía y, a veces, incluso acaban sufriendo lesiones. Nuestro consejo, si no estás acostumbrado al ejercicio físico, es que lo incorpores poco a poco a tu rutina diaria; ten en cuenta que cuando empiezas a hacer dieta, la ingesta de calorías es menor y, por tanto, un ejercicio físico intenso, podría llevarte a un cansancio extremo.

¿Y si eres deportista?

Por todo lo que ya hemos visto, aunque realices cualquier tipo de deporte con asiduidad, si deseas quemar grasa o tonificar músculos, debes apoyarte en un buen asesoramiento en nutrición deportiva para evitar agotamiento y lesiones musculares en tus entrenamientos. Un nutricionista deportivo elaborará un programa nutricional semanal completo de acuerdo con la disciplina deportiva que practiques. Además, como cualquier deportista, deberás incluir en tu dieta los suplementos deportivos que te indique tu nutricionista de acuerdo a tu actividad y condición física. El profesional te diseñará un menú con recetas nutritivas, de fácil preparación y con la correcta distribución de los distintos tipos de alimentos.

Una vez más, desde clínica Nazaret, te animamos a consultar con nuestros profesionales de la nutrición. Verás que quitarte esos kilitos no es tan complicado como parece y acabarás cogiéndole el gusto a comer sano y sin riesgos.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.